Avisar de contenido inadecuado

Una herida en la conciencia humana que se profundiza cada año - Badl

{
}

21-06-2009

Con motivo del Día Internacional del Refugiado Refugiados palestinos
Una herida en la conciencia humana que se profundiza cada año

 

Badl

 

Traducción para Rebelión de Loles Oliván

 

Belén ocupado, 20 de junio de 2009

Las estadísticas publicadas por las agencias de Naciones Unidas con motivo del Día Internacional del Refugiado de 2009 certifican el hecho de que los refugiados palestinos representan la mayor y más duradera categoría de población refugiada de todo el mundo. No obtienen soluciones justas ni reparaciones, incluido el retorno, porque Israel y los gobiernos occidentales siguen negando o minimizando el alcance del problema y no hacen ningún esfuerzo para respetar y aplicar la legislación internacional al efecto.

Según un estudio sobre refugiados palestinos y desplazados internos de 2007-2008 elaborado por Badil y de próxima aparición, al menos 7.6 millones de palestinos han sido desplazados forzosos desde 1948 como consecuencia de las políticas y prácticas sistemáticas israelíes de colonización, ocupación y apartheid. Esta cifra representa el 71% de la población total refugiada del mundo entre los 10.6 millones de palestinos. Únicamente el 28.7% de todos los palestinos no han sido nunca desplazados de sus hogares.

La gran mayoría de los desplazados —6.2 millones de personas, el 81.5%— son palestinos de 1948 (la Nakba), que fueron objeto de limpieza étnica para crear espacio para el Estado de Israel, y sus descendientes. Esta cifra incluye 4.7 millones de palestinos refugiados registrados en Naciones Unidas (UNRWA) a finales de 2008. El segundo mayor grupo —940.000, el 12.5%— son palestinos refugiados de 1967 que fueron desplazados durante la guerra árabe-israelí de 1967, y sus descendientes. Se debe prestar más atención y preocupación al hecho de que el desplazamiento forzoso de palestinos siga siendo un fenómeno en curso.

La población de desplazados palestinos internos (DPI) que crece de manera regular es el resultado del desplazamiento forzoso que se sigue llevando a cabo en Israel (aproximadamente 335.000 DIP desde 1948) y en territorio palestino ocupado [Cisjordania y Gaza] desde 1967 (aproximadamente 120.000 DPI desde 1967). El estudio de Badil identifica una serie de políticas y prácticas israelíes inequívocas, sistemáticas y extendidas que inducen el desplazamiento forzoso entre la población indígena palestina, incluidas la deportación y revocación de los derechos de residencia, la demolición de viviendas, la confiscación de tierras, la construcción y la expansión de colonias exclusivas para judíos, los cierres y la segregación, así como amenazas a la vida y a la seguridad física como resultado de las operaciones militares y del acoso racista de actores judíos no estatales. Los gobiernos israelíes llevan a cabo tales políticas y prácticas para modificar la composición demográfica de ciertas áreas (“judeizar”) y de todo el país con el propósito de la colonización.

Los datos sobre la magnitud del constante desplazamiento forzoso de palestinos son ilustrativos e indicativos porque no existe ninguna institución o agencia mandatada y financiada para asegurar un seguimiento y una documentación sistemáticos y sostenidos. El número total de personas desplazadas entre 2007 y 2008 se desconoce. Las agencias de Naciones Unidas, sin embargo, confirman que 100.000 palestinos fueron desplazados des sus hogares en la Franja de Gaza ocupada durante la operación militar de Israel a finales de año; que 198 comunidades de los territorios ocupados palestinos están haciendo frente en la actualidad al desplazamiento forzoso; y que 60.000 palestinos en Jerusalén Oriental ocupado corren riesgo de ver demolidas sus viviendas por Israel.

La cuestión de los refugiados palestinos ha quedado irresuelta y el desplazamiento forzoso continua debido a que los gobiernos occidentales y las organizaciones internacionales han sido cómplices de las políticas y prácticas ilegales de Israel relativas al traslado (transfer) de población y han fracasado en la protección del pueblo palestino. Los indicadores del grave desajuste existente en la protección de los refugiados palestinos y PDI se han hecho notorios en la reciente crisis de Iraq —donde miles de refugiados palestinos han quedado desamparados entre las fronteras jordano-iraquí y sirio-iraquí—, en Líbano —donde 27.000 refugiados palestinos del Campamento de Naher al-Bared siguen esperando volver a su campamento destruido— y en Gaza —donde más de 1.400 palestinos fueron asesinados y más de 100.000 fueron desplazados, la mayoría de los cuales eran ya refugiados desde 1948.

En este Día Internacional de los Refugiados, Badil hace un llamamiento a todos aquellos comprometidos con la justicia, los derechos humanos y la paz para:

Hacer frente a la noción racista israelí del “Estado judío” y parar de inmediato sus practicas de desplazamiento, desposesión y colonización; reforzar la campaña internacional de boicot, desinversión y sanciones [a Israel] con el fin de asegurar que Israel y otros Estados queden sujetos a la legislación internacional y al respeto de sus obligaciones; mejorar los mecanismos de protección internacional para que los palestinos reciban una protección eficaz durante y tras su desplazamiento forzoso, incluido el derecho al retorno, como parte de una solución y reparación duraderas; que se garantice que la cuestión de los refugiados palestinos sea tratada de acuerdo con la legislación internacional y con las resoluciones de Naciones Unidas en futuras negociaciones de paz, y que [el derecho al] retorno y la reparación serán incluidos.

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=87343

{
}
{
}

Deja tu comentario Una herida en la conciencia humana que se profundiza cada año - Badl

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre